Los pensamiento y la energía Psíquica

Todos nuestros pensamientos son portadores de la fuerza y del fuego de la energía psíquica existente en nosotros. Emitimos ciertos pensamientos; después los olvidamos, pero ellos continúan energizando el Espacio, lo que produce ciertos efectos. El pensamiento se nutre y vive con nuestra energía psíquica.

Cada pensamiento liberado por nosotros siempre está vinculado con nuestra reserva de energía psíquica. Un pensamiento semejante se nutre a sí mismo y vive por nuestra energía psíquica. Si nuestros pensamientos son elevados y tienen una carga de luz, amor y belleza, entonces acumulan energía psíquica nueva y fresca procedente del Espacio y la transmiten a nuestro depósito de energía.

La energía psíquica se acumula en las habitaciones de quienes las electrizan con sus plegarias, su meditación, sus cánticos y su esfuerzo espiritual. Se nos dice que no debemos permitir que los extraños entren en esas habitaciones, porque perturban y debilitan el campo de la energía psíquica, e incluso ellos mismos se perjudican.

Energía Psíquica y Oportunidad A veces, la energía psíquica se acumula en determinados sitios del Espacio y causa explosiones de diversos tipos, como por ejemplo, erupciones volcánicas, deslizamientos de tierras, filtración de gases venenosos, revoluciones, guerras, epidemias, sismos y huracanes. Las explosiones causan, en los seres humanos, enfermedades como cáncer, ataques fulminantes, etc.

Todas estas explosiones son el resultado de un estado de desequilibrio entre la energía psíquica acumulada y las formas de vida que no son capaces de armonizar y asimilar estas gigantescas acumulaciones existentes en el Espacio.

Las ocasiones en las que la energía psíquica se acumula en el Espacio son épocas de gran crisis y también de grandes oportunidades. Se convierten en estas últimas cuando determinadas personas pueden observar los impactos de la energía psíquica acumulada e ingresar en un estado más elevado del ser, en un estado superior de conciencia y creatividad. Ellas se convierten en gigantes espirituales, al cargarse con la poderosa acumulación de energía psíquica.

Estos son los grandes gigantes que, en su cuerpo o fuera de él, absorben la energía generada por explosiones en el Espacio y en la Tierra, y la usan para crear una nueva era.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>